Foto de Cartier Bresson

Foto de Cartier Bresson

jueves, octubre 30, 2008

CARMEN VÁSCONES poemario inédito


EL ACTUANTE O UNA VIDA INOMINADA (inédito)
de CARMEN VÁSCONES (COMPLETO)

1
Alguien se observa
decidió no matar

En la realidad
otro está listo a disparar

-Encañona al desertor-

En un instante uno es héroe
y aquel tendido en el suelo
es un enemigo menos

¿Quién lo llora?
¿quién festeja la derrota?

2
Cercanamente lejos
la máscara se deshace
en la acidez de la tristeza.

3
En algunas ocasiones
andamos a la caza del poder
y terminamos en la mira.

4
El amor es una tensión
plena de acción:
su debilidad

Su desafío:
continuar
y dejar de someter

¿Quién acepta ese riesgo?

5
La historia: un testigo real
de la descomposición del mundo

La vida una composición permanente.

6
Mis lagrimas son filtros de la memoria
ojala no acaben nunca
para que florezcan los pájaros
para que se pose el arcoiris
para que el mar no se extinga
para que las bombas de fuego
no se peguen al cuerpo de los niños
para que el cielo descanse
para que la selva toque el viento
para que sientas el fluir del agua
en la piel que cubres con la mía
para que yo te ame diferente.


7
Un grano de arena
parece mi existencia ligera
columpiada por el viento

La soledad rebota
como mar sin horizonte
en mis poros

El aliento juega
con mi boca
para atrapar mi alma
en un beso

Con el hastío del deseo
muerdo el sepulcro

Queda una confusa huella
en el silencio
donde estuve.

8
Hay veces amor
que parecieras
boca de recién nacido
buscando
el pezón de la madre.

9
Mi cuerpo: un espacio

Donde la vida
refugia al verbo.

10
La metáfora: esplendor del vacío
el movimiento su forma

Me suicido en metáforas.

11
¿Horror tienes tristeza?
no lloras jamás

¿A quién perteneces?

12
En el vestíbulo del cuerpo
la otra escena aplastante:

El caos y la gloria del dolor.

13
La creación no cesa su pugna
sus ganas de ser sobre todo

Huella propia
al margen de toda duda.

14
Escribo sobre hallazgos de una vida
En mi cuerpo retaguardia del tiempo
Invento su origen

Estoy marcada por un instante
casi inmaculado casi pagano

Gozo la erótica

Su hermosa existencia
dentro de mí
fuera de mí.

15
La caída de la razón
pareciera un diminuto instante

Callando al vacío

Suplicándole
convenciéndolo
asegurándolo

No existe libertad radical
ni siquiera alguna.

16
¿Amor humano dónde estás?
¿fuego constante cuento contigo?
¿dónde continúas si desapareces?

Ya eres peligro en mis entrañas
no pierdas tu origen

Da tu señal para que siga tu rito y te alcance

Solo soy cómplice de la vida en su aventura
no te dejes exterminar

A veces son inevitables los percances

La desolación y la inmisericordia
son como una ciudad bombardeada y sitiada
o como un niño parido en pleno ataque

¿Acaso los escombros son signos de desprecio?

¿Qué piensa el que dirige los golpes
y todo tipo de crueldad?

La guerra: una razón que no soporto

Cambiemos el discurso y dejemos de justificar
claro que importa el medio para llegar al fin

Basta eso de que por amor salvamos
o sometemos al mundo o impongo como sea

¿Eso qué es?

17
El rubor de dios se deja sentir y mirar
al descubrir que el amor no es suficiente
para saberse acompañado.

18
La razón huye
del cuerpo humanamente bello
esplendoroso e irreverente

Se despoja de toda ligereza.

19
El olvido vuelve encarnado en la palabra
divinamente expuesta en el acontecimiento:

la imperfecta vida
deseando saberse habitada
creyéndose revelación
en quien la posee

Jugándose un destino
de dicha o fatalidad.

20
La hoz de la luna
huella con su resplandor
en la historia del mundo
la de cada uno.

Refleja el momento tuyo

Pareces un niño soberano
jugando con la palabra
en plaza y jardines
de no se qué pueblo
más tarde ciudad…

21
El otro reino:
la imaginación crea
un dios en el cuerpo

Amado sea
¿te importa la muerte?.

22
Hago mía la pura aparición
de la forma sin cuerpo

Sobresale sobra sale

Ahora somos dos
dignos para entrar
a lo ingenuo de la vida

Exponerla sin pretender nada.

23
La inocente profecía humana
acoge la imagen como un milagro
rebozante y encarnada solo de amor.

24
Desprendida del dolor la pasión por la muerte
se envuelve en el sudario como si
fuera la esposa de un rey sin sucesor…

El hijo del hombre vuelve a escribir en la arena

Los demás miran
esperan una palabra suya
con furia echan piedras

En el silencio del desierto se escucha
caer cada una

-La mujer desfallece entre levaduras de fuego-.

25
¿La muerte hospeda la fábula de la vida
o la vida hospeda la fábula de la muerte?

26
El goce del principio desde la creación
prodigio de la imaginación
enigma de dios en mi palabra.

27
La palabra no se deja atrapar
en el mercado de los judas
las caras de las treinta monedas
riegan sus lágrimas

¿Quién les cree?

Y sin embargo conmueve
el destrozo de la ira

Place devolver ojo por ojo
diente por diente

-Solo lo pienso-

Jamás pongas
ninguna de las dos mejillas.

28
Para salvarse hay que morir
y solo se logra viviendo

¿Quién lo sabe?

29
La emancipadora
no tranza con el explotador

La quiso dominar con su amor
-Ella- escogió su libertad

No se siente sierva
ni del amo ni del esclavo
desprecia esos opuestos.

30
Toda insumisa
provoca permanentemente
rebelión a la razón

Destapa los sesos al saber

Sin rendirle culto
lo desnuda por puro placer.

31
Sediento de gloria
se inmortalizó

Nadie lo supo
ahora no existe

Y los otros
no se han enterado.

32
Separarse de la sombra
cuando el atardecer se confunde
con lo que deja de ser común:

Nunca fuimos uno.

33
Un insomnio como luna llena
junto con su resplandor me empachó.

34
Mantengo a raya a la muerte
para que no distraiga a la vida
algún día seré su presa
para entonces ya no estaré.

35
Ocupo mi cuerpo
no hay vacante.

36
La vida: una ruta
para contarla
algún día
como los cuentos
había una vez.

37
Cercanamente a un paso
pero la prisa aleja
De vez en cuando detente.

38
Tejo en el vacío la creación
anido el génesis de una infancia
que juega aún.

39
Ella: un paisaje de alegría
cuando el vacío no la asusta

40
Nunca he podido competir
ni con la muerte
ni con la vida

No he hecho
de mis verbos
una carrera

Para no agotarme
en la farsa
del triunfo.

41
Mi nacimiento no me prometió la felicidad
tampoco fue una desgracia

Quizás un desagravio
para la madre naturaleza

Quizás una composición
a empezar

Quizás un nombre
con su propio jardín

Me llaman carmen:

Ilusión
huerto
verso

En fin soy
la estrofa de mi vida.

CARMEN VÁSCONES (poemario inédito)

2 comentarios:

mercedes sáenz dijo...

Excelente escritora y poeta. Plantea además un análisis fuerte y veraz. Un saludo cordial. Mercedes

JAVIER CASTREJÓN dijo...

Lo leí, me gustó... hay una serie de tensiones a lo largo de tus poemas que le dan un tono muy estético, un ritmo muy mesurado.
Te lo agradezco, y el final: fabuloso.